Tocados de novia que marcan la diferencia

Los tocados de novia pueden encumbrar un vestido o quitarle toda la gracia. De hecho, es una de las elecciones más difíciles del look de la protagonista de la boda.

Antes de decidirte, reflexiona sobre el estilo final por el que quieres optar: ¿quieres ser una novia sofisticada? ¿prefieres la naturalidad, la originalidad, ser clásica, un toque sexy..? Ten en cuenta que es el complemento que marcará tu peinado y elige en consecuencia.

Si prefieres velo, hay que pensar no sólo en su longitud, tejido y caída, si no también, en cómo lo vamos a sujetar al cabello. Las horquillas y los broches pueden dar también personalidad al conjunto.

Otra cuestión interesante es buscar el equilibrio con los complementos: si el vestido es recargado, con brillos, adornos o estampados, prueba con diademas o tiaras sencillas; si es un diseño sobrio, puedes permitirte ser más original y atrevida, incluso incorporar joyas en el recogido.

También el largo de tu pelo puede inspirarte. Con el cabello largo, las posibilidades son casi infinitas y dependen de tu creatividad y de la de tu peluquero: las cintas, coronas o flores pueden introducirse en el recogido y crear un tocado único y original.

Si tienes el pelo corto, las diademas y los broches, te quedarán genial.

¡Pásate por La Bohème 1994 y elige el tocado que más te favorece!

laboheme1994-tocados-de-novia laboheme1994-tocados laboheme1994-tocados laboheme1994-tocados laboheme1994-tocados laboheme1994-tocados

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on Pinterest